Reseña Histórica

El Colegio Juan Ignacio Molina de la Florida, nace en el año 2012 a petición de muchos padres y apoderados que no alcanzaban matricula en el colegio central, los cuales solicitaban poder mantener a hijos en un colegio de tradición, calidad de enseñanza y de firmes valores.  La creación del colegio se realiza con el firme propósito de cumplir las expectativas de los padres y apoderados, contribuir con el desarrollo local, regional y nacional y, mantener un proceso de enseñanza y aprendizaje de calidad, centrado en el alumno.  

A raíz de los cambios que trae consigo la ley general de educación, la administración del colegio se transforma en Fundación Educacional Juan Ignacio Molina de la Florida. Como fundación sin fines de lucro, busca ampliar la oferta educativa para madres, padres y apoderados de Talca, colaborando con la función educativa del estado. 

El nombre del Colegio es debido a un personaje de la historia de chile, regional y local, que realizó grandes contribuciones al conocimiento y la enseñanza en nuevas generaciones de estudiantes, hoy en día es recordado con respeto, valoración y mucho interés por los escritos realizados en una época de creación de identidad en chile y en la ciudad de Talca. De Juan Ignacio Molina, podemos comentar que nació el 24 de junio de 1740, se transformó en un sacerdote, naturalista, geógrafo y cronista chileno, conocido como Abate Molina y en Italia como Giovanni Ignazio Molina. Se educó en Talca y en la escuela de los jesuitas de Concepción. Desde muy temprano le atrajo la naturaleza del entorno en donde se encontraba y fue materia de su inspiración y de estudio. Dada su excelencia académica, especialmente en lenguajes, fue aceptado entre los jesuitas a los quince años. En el año 1768, se vio obligado a abandonar Chile, debido a la orden de expulsión emitida por los Jesuitas del reino de España. Pronto logró buena reputación como historiador y geógrafo, debido a su “Compendio de llastoriageografica, naturale e civile del regno del Cile” (1776) y “Saggiodellastoriacivile del Cile” (1787) y a Analogías menos observadas de los tres reinos de la Naturaleza (1815) en donde plantea, cuatro décadas antes que Darwin, una teoría de evolución gradual. En sus últimos días de vida, donó sus bienes para la creación de una biblioteca en la ciudad de Talca.